La Bolsa de Nueva York terminó cerca del equilibrio, frenada por el sector tecnológico, pese a un indicador de actividad económica tranquilizador: el Dow Jones ganó un 0,32% y el Nasdaq perdió un 0,50%.El Dow Jones Industrial Average (DJIA) aumentó 41,36 puntos a 13.028,16 unidades y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq bajó 12,76 puntos a 2.516,09 unidades. Como en las últimas sesiones, en las que la actividad del mercado fue limitada, 'los precios del petróleo en torno a los 127 dólares el barril actuó como freno sobre las operaciones', explicó Patrick O'Hare, analista de Briefing.com.
El índice Standard and Poor\'s 500, más amplio y más representativo, arrancó 0,09%, o 1,28 puntos, a 1.426,63 unidades. La disparada del mercado del oro negro hace temer a los inversores una aceleración de la inflación, que agregaría una penalización adicional a la billetera de los consumidores, que mantienen la cautela en este período de desaceleración económica. En consecuencia, los valores de los grupos que dependen fuertemente del consumo son los primeros en ser objeto de la desconfianza de los inversores, com fue el caso este lunes de los valores tecnológicos. 'Los valores tecnológicos sufrieron fuertes presiones a la venta, sin catalizador específico para este debilitamiento, más allá de las tomas de beneficios' luego del marcado aumento del índice Nasdaq la semana pasada, consideraron analistas de la firma de informaciones financieras Briefing.com. Sin embargo, Wall Street se benefició con la publicación del índice compuesto de índicadores económicos, que se supone adelanta la evolución de la coyuntura en los próximos seis meses, que aumentó 0,1% en abril. \'Esto sugiere que la economía es débil, pero no está en recesión, factor que ayuda mucho al mercado', comentó Peter Cardillo, analista de Avalon Partners. Sin embargo, 'no es un indicador mayor, por lo que no debe sorprender que el mercado haya terminado casi estable', estimó Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management. El mercado obligatorio subió. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 3,839%, contra 3,850% el viernes y el de los títulos a 30 años a 4,575%, contra 4,579%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.