La Bolsa de Nueva York terminó en alza el jueves, sostenida por negociaciones en el sector tecnológico, mientras que una serie de indicadores muestran una economía todavía débil pero no una degradación mayor. El Dow Jones ganó 0,73% y el Nasdaq subió 1,48%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) aumentó 94,28 puntos a 12.992,66 unidades y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq, ganó 37,03 puntos a 2.533,73 unidades. El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 1,06%, o 14,91 puntos a 1.423,57 unidades.
La atención se centró al inicio de la sesión en una serie de indicadores sobre empleo y actividad industrial, ambos considerados como orientadores sobre el dinamismo de la economía estadounidense. Pero 'no fueron fuente de gran inquietud', consideró Art Hogan, de la casa de corretajes Jefferies. Las solicitudes semanales de beneficios por desempleo aumentaron la semana pasada en Estados Unidos, pero en proporción casi a tono con las previsiones. Por el contrario, la producción industrial estadounidense cayó más pronunciadamente que lo previsto en abril. La situación debería mantenerse sin mayores variantes en el mes de mayo, dado que el índice de actividad industrial en la región de Nueva York pasó al rojo, mientras que la -muy seguida- de la región de Filadelfia se mantuvo en terreno negativo, pero mejoró parcialmente, situándose en -15,6 puntos, contra -24,9 unidades en abril. 'El mensaje general de estos indicadores es que la economía se mantiene débil, pero que no estamos en recesión', afirmó O'Hare. Por otra parte, 'el avance del mercado se debe también a una cierta exitación en el sector tecnológico, en torno a la compra de CNET Networks por CBS y de nuevos desarrollos en la saga Yahoo!', subrayó Hogan. En efecto, en el caso de la por ahora frustrada compra de Yahoo! por Microsoft, el multimillonario inversor Carl Icahn decidió apelar a los accionistas del grupo de internet para forzar su venta al gigante mundial de los programas informáticos. El mercado obligatorio subió. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 3,843%, contra 3,938% el miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,576%, contra 4,637%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.