El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, proporcionó una evaluación optimista de las condiciones financieras, al afirmar que se siente "alentado" por la capacidad de los bancos para recaudar capital desde "diversas" fuentes. Sin embargo, Bernanke advirtió de que las condiciones siguen siendo frágiles y reclamó a las instituciones financieras a que mantengan una posición activa y preventiva en la recuadación de capital fresco, lo que -asegura- creará "nuevas oportunidades de ganancias a medida que mejoran las condiciones en los mercados financieros y la economía".
El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, dijo hoy que las instituciones financieras necesitan mejorar su capacidad para detectar problemas como los que tuvieron lugar recientemente en el mercado hipotecario de EEUU. El responsable del banco central estadounidense señaló en un discurso en Chicago que esa mejor gestión de riesgos ofrecería un marco financiero más estable y haría que las instituciones fuesen más resistentes ante situaciones críticas como las actuales dificultades para acceder al crédito. Bernanke destacó que los bancos necesitan mejorar sus esfuerzos para identificar y cuantificar los riesgos, valorar sus activos y pasivos y estar preparados ante posibles cambios inesperados en sus posiciones de liquidez, cuando puede resultar difícil el acceso a efectivo en los mercados. "La mejora en la gestión de riesgos de los bancos ofrecerá un sistema financiero más estable al hacer que las firmas sean más resistentes a posibles trastornos", dijo Bernanke en su discurso ante la conferencia anual de la Reserva Federal de Chicago. El presidente de la Fed abogó también por una mayor supervisión bancaria y pidió a las instituciones financieras que redoblen esfuerzos para incrementar su capital. "La recaudación de capital y la reparación de los balances permite la concesión de nuevos créditos que respaldan la expansión económica", afirmó. Además, instó a las instituciones financieras a seguir siendo activas en sus esfuerzos de recaudación de capital. Insistió en que ese tipo de medidas no sólo ayuda al conjunto de la economía, sino que permite que las firmas estén preparadas para aprovechar posibles oportunidades de negocio a medida que mejoran las condiciones en los mercados financieros y la economía. Las palabras de Bernanke no fueron bien recibidas en la Bolsa neoyorquina que inauguró la sesión con ligeras pérdidas. Bernanke considera, según dijo el lunes, que a pesar de que las turbulencias en los mercados financieros de los últimos meses se están apaciguando, la situación económica de EEUU aún "dista mucho de ser normal". En su opinión, los esfuerzos de los bancos centrales "han contribuido a ciertas mejoras en los mercados financieros". En concreto, citó la decisión de la Reserva Federal en marzo de permitir que las firmas de inversión acudieran al banco central para préstamos de emergencia, lo que "parece haber alentado la confianza". En esa ocasión, el presidente del banco central estadounidense hizo referencia a las mejoras en los mercados para algunos valores respaldados por hipotecas, como los avalados por las entidades gubernamentales Fannie Mae y Freddie Mac y algunos tipos de hipotecas a tipo fijo. Según Bernanke, "son señales bienvenidas, por supuesto, pero en estos momentos las condiciones en los mercados financieros distan mucho de ser normales".