El parqué estadounidense comienza con avances la última sesión de la semana. Los inversores tienen su vista puesta en los resultados empresariales y en el discurso de Ben Bernanke, pero también en el cada vez más convulso mercado de divisas. Aún así, la aclaración de que la Fed pondrá en marcha nuevas medidas contra la crisis anima los accionistas que elevan el Dow Jones ligeramente un 0,16% hasta los 11.123 puntos, el Nasdaq un1,07 % y el S&P 500 un 0,60%. En el mercado de divisas el euro perfora los 1,41 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo cotiza a 83,68 dólares.
Tras terminar la sesión de ayer con leves bajadas, los indicadores enfrentan el fin de semana con vestido verde, si bien, de un color pálido, pintado sobre todo por las cuentas presentadas por General Electric y el discurso de Bernanke.

Ben Bernanke ha pronunciado en Boston un discurso esclarecedor de las intenciones de la Fed y, es que, el presidente de la Reserva Federal cree que es momento de tomar más medidas monetarias que apuntalen el mercado, tan perjudicado por el alto desempleo y la baja inflación. Esta reconfirmación de intenciones se produce “en aras a mantener el mercado en los niveles altos que está actualmente” dice Soledad Pellón, analista de IG Markets.

En la pasarela de presentación de resultados empresariales hoy ha tropezado General Electric. El conglomerado empresarial ganó un 18% menos en el tercer trimestre, hasta 2.060 millones de dólares. El corazón empresarial de EE.UU. cede en el parqué un 4,37%. Mientras que repuntaron sus divisiones de finanzas y atención médica, las ventas cayeron por menores envíos de equipos.

En el apartado macroeconómico, hoy se ha conocido que el índice de precios al consumidor de septiembre permanecieron casi sin variación frente a un mes antes. Sólo subieron un 0,1%, lo que podría apoyar aún más la adopción de nuevas medidas para combatir la debilidad de la economía y no caer en una burbuja deflacionista.

Los bancos, sector que ayer lastró a los indicadores estadounidenses, hoy sigue con las mismas. Bank of America cede un 2,42%, JP Morgan un 0,49% y Citigroup un 1,97%.

En el mercado de divisas la guerra puede recrudecerse. Tras el anuncio ayer por parte del gobierno de Singapur de ampliar la banda cambiaria de su divisa, Soledad Pellón avisa de que “otras potencias emergentes de Asia pueden pensar en hacer lo mismo”. Además, recuerda que “EE.UU. estaría pensando introducir aranceles para hacer que el yuan no estuviera tan débil de una forma artificial”, una medida que a China podría no sentarle muy bien y desatar una batalla aún mayor.