Los enfrentamientos en el Medio Oriente y el Norte de África no cesan, pero no por ello los inversores abandonan los activos de riesgo. En Wall Street el Dow Jones abre con un alza del 0,28% hasta los 12.203 puntos, el Nasdaq sube un 0,35% y el S&P 500 un 0,34%. En el mercado de divisas el euro-dólar cotiza a 1,40 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo sube a 106,8 dólares.

Las tensiones en Libia y los países fronterizos están en plena efervescencia, lo que se refleja en la cotización del barril de petróleo que, en el caso de West Texas, ya alcanza los 106,80 dólares. También el oro recibe a los inversores con los brazos abiertos. Este activo refugio marca nuevo máximo en los 1442 dólares la onza.

Sin embargo, los inversores no dejan de lado los activos de riesgo y los parqués de uno y otro lado del Atlántico cotizan en verde.

En Wall Street destacan las petroleras que se ven beneficiadas de la escalada del precio del crudo. ConocoPhillips sube un 0,81%, Marathon Oil un 0,81%, Hess Corporation un 1,38%, Occidental Petroleum un 1%, BP un 0,92% y Exxon Mobil un 0,82%.

De la subida de la onza de oro se beneficia Freeport-McMoRan Copper & Gold que se suma un 1,06%.

Sanofi Aventis anunció hoy una modificación de su oferta sobre la estadounidense Genzyme. En concreto, en su oferta la farmacéutica francesa propone el canje de la totalidad de las acciones ordinarias en circulación de Genzyme por 74 dólares cada una en efectivo sin interés, así como un certificado de valor condicionado al comportamiento de tres medicamentos (Lemtrada, Cerezyme y Fabrazyme). Tras este anuncio Genzyme sube un 0,08%, mientras que Sanofi Aventis suma un 0,17% en el NYSE.

Pero lo cierto es que la incertidumbre internacional sigue latente en el mercado mientras la volatilidad aumenta (VIX en 19 puntos), por lo que la Reserva Federal valora realizar más compras de bonos si la situación empeora”, según el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart.