Los principales índices de la bolsa de Nueva York bajan en la apertura de la última sesión de la semana, después de que ya cerrasen la jornada anterior con tendencia mixta, tras las conclusiones de la reunión de la Fed, a pesar de que mantuvo, como se esperaba, los tipos de interés en el rango 2,0%/2,25%.

Apertura con descensos en Wall Street después de que ayer el parqué neoyorkino ya cerrase la sesión de ayer con tendencia mixta, tras la reunión de la Reserva Federal.

Así, el Dow Jones baja un 0,34%; el S&P 500, un 0,52% y el Nasdaq, un 0,76%.

Con el Dow Jones en los 26.102 puntos, la mayor subida del índice es la de Walt Disney que repunta un 1,11% tras presentar sus resultados.

La compañía informó ayer de que obtuvo un beneficio de 12.598 millones de dólares en su ejercicio fiscal finalizado el 29 de septiembre de 2018, lo que supone un incremento del 40% respecto a un año antes, según informó la compañía. Los ingresos del grupo ascendieron a 59.434 millones de dólares, un 8% más que en su ejercicio fiscal de 2017. El beneficio neto por acción se incrementó un 47%, hasta 8,36 dólares por título.

Tras la de Walt Disney, las mayores subidas subidas del Dow Jones son las de Walmart y la de Coca-Cola, que repuntan un 0,65% y un 0,56%, respectivamente.

Por el contrario, el mayor descenso es el de Caterpillar, que se deja un 2,10%, por delante de Exxon, que cede un 1,76%, y de Chevron, que pierde un 1,33%.

Los descensos de hoy en Wall Street se producen después de que ayer la Fed mantuviese su tipo de interés de referencia en el rango 2,00% / 2,25%, una decisión adoptada por unanimidad y esperada por el mercado. Reiteró su visión positiva sobre la economía estadounidense y su intención de continuar con el ritmo gradual de subidas de tipos, lo que permite anticipar que el tipo director se elevará hasta 2,25% / 2,50% en la reunión de diciembre.

El mercado descuenta con una probabilidad del 76% dicha subida.

Por otro lado, en su comunicado la Fed evitó pronunciarse en el mismo sobre la reciente volatilidad del mercado de valores. Asimismo, en línea con los comunicados precedentes, el Comité habló de una economía fuerte, del bajo desempleo y de una inflación cercana a su objetivo del 2% al tiempo que observó una "moderación" en la inversión empresarial. Comunicado de “perfil bajo”, por tanto, que tuvo poco impacto en las bolsas, aunque si propició la debilidad de los bonos del Tesoro, el repunte de sus rentabilidades y sirvió para fortalecer al dólar.

En cuanto a la sesión de hoy, en EEUU resalta la publicación del dato preliminar de noviembre de sentimiento de la Universidad de Michigan, cuya previsión es que se reduzca hasta los 98,0 puntos, desde el 98,6 anterior.

Ya se ha conocido que los precios de producción estadounidense aumentaron en octubre un 0,6%, por encima del 0,2% esperado por el mercado, en la que ha sido su mayor subida desde septiembre de 2012.

En la apertura de Wall Street, el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,135 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo caen más de un 1%. El brent de referencia en Europa baja un 1,67%, hasta los 69,50 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense cae un 1,98%, hasta los 59,48 dólares.

Ayer, el West Texas entró en mercado bajista, al haber cedido algo más del 20,5% desde su reciente máximo de los últimos cuatro años, alcanzado el pasado 3 de octubre, cuando marcó los 76,41 dólares por barril. Este fuerte descenso del precio del crudo en poco más de cinco semanas es achacable al hecho de que países como EEUU, Rusia y Arabia Saudita están produciendo a ritmos cercanos a sus máximos históricos mientras que los inversores temen que la desaceleración económica mundial debilite la demanda de esta materia prima, dejando el mercado nuevamente con sobreoferta.