La Bolsa de Nueva York ha terminado al alza, recuperándose parcialmente ante la perspectiva de una importante fusión de firmas cerveceras y el fracaso de las negociaciones Microsoft-Yahoo!: el Dow Jones ganó 0,48% y el Nasdaq subió 0,43%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) avanzó 57,81 puntos a 12.141,58 unidades y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq aumentó 10,34 puntos a 2.404,35 unidades, según cifras definitivas de cierre. Después de bajar fuertemente el miércoles, Wall Street había logrado recuperarse claramente al inicio de la sesión ante un descenso de los precios del crudo -que finalmente se mantuvieron firmes- y la resistencia del consumo, con un aumento de 1% en las ventas minoristas en Estados Unidos en mayo.
A ello se agregó la propuesta de compra del fabricante de Budweiser, Anheuser-Busch (+5,23% a 61,40 dólares), por parte del belgo-brasileño InBev por 46.000 millones de dólares. Haciendo presagiar un flujo de dinero fresco 'las grandes fusiones casi siempre hacen reaccionar positivamente al mercado', recordó Al Goldman, analista de AG Edwards. A la inversa, los fracasos en las negociaciones lo afectan. ¿Batalla frustrada en Yahoo! - Microsoft? De un valor inicial del mismo orden que la compra de Anheuser-Busch, la eventual adquisición del grupo Yahoo por Microsoft parece ahora definitivamente una operación frustrada. Al término de numerosas vicisitudes, el grupo de internet anunció el jueves haber puesto fin a las conversaciones con el gigante de los programas informáticos, que por su parte se declaró abierto a continuar las negociaciones sobre su 'oferta alternativa'. La acción Yahoo! sancionada inmediatamente, perdió 10,06% a 23,52 dólares. 'El proyecto de fusión Yahoo!-Microsoft era una enorme operación y había muchos especuladores que esperaban todavía algún acuerdo', explicó Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management. El mercado obligatorio bajó. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,205%, contra 4,073% en la noche del miércoles y el de los títulos a 30 años a 4,764%, contra 4,702%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.