Los inversores del parqué estadounidense se mantienen en stand by a la espera de los datos de confianza del consumidor y tras una lluvia de resultados mixta. El Dow Jones se deja un 0,39% hasta los 11.896 puntos, el Nasdaq un 0,73% y el S&P 500 un 0,77%. En el mercado de divisas el euro-dólar mantiene los 1,39 dólares y, en el de materias primas, el barril de Brent sube un 2,83% hasta los 93,85 dólares.


Wall Street regresa a las caídas de la mano de la incertidumbre europea, a la espera de la cumbre que tendrá lugar mañana en el Viejo Continente, y de los resultados presentados por las compañías estadounidenses que, en algunos casos, han dado al traste con las expectativas hundiendo a los índices.

La peor nota la ha dado Netflix, pues ha anunciado que perdió en el tercer trimestre más clientes de lo que anticipaba y advirtió que habrá más deserciones. Esto hunde al valor un 36,46%.

También en el lado negativo está 3M. La compañía obtuvo en el tercer trimestre de 2011 un beneficio neto atribuible de 1.088 millones de dólares (781 millones de euros), un 1,6% menos que los 1.106 millones de dólares (794 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2010. Además, ante el complicado panorama económico, 3M ha reducido sus previsiones para estos años a la baja. Espera que el beneficio por acción se sitúe entre los 5,85 y los 5,95 dólares, en comparación con la anterior estimación de entre 6,1 y 6,25 dólares. La acción cae 6,30%.

Office Depot, pese a duplicar sus resultados en el tercer trimestre, hoy también cede con fuerza un 8,66%.

Xerox, por su parte, se salva de la quema tras ganar un 28% más entre junio y septiembre. Sube un 1,87%.