Toca recogida de beneficios también al otro lado del Atlántico y eso lo saben muy bien los inversores estadounidenses. El S&P 500 abandona el terreno de los 1.400 puntos con un recorte del 0,31% después de que su consecución este martes hiciera pensar en un rally alcista en Wall Street. A falta de grandes cifras macroecónomicas, en Nueva York se preguntan si la tanda de resultados está haciendo huir a los compradores. General Electric y Walt Disney son los protagonistas de una jornada en la que el par euro/dólar se coloca en el 1,23 al cambio. 
 
Fue una ilusión del cierre del mercado porque a esta hora el S&P 500 pierde terreno, abajo un 0,31%, hasta los 1.396 puntos. Ligeramente por encima pierde el Dow Jones de industriales, un 0,35%, y se coloca en los 13.122 enteros, mientras que el que sí aguanta es el Nasdaq, aún por encima de 3.000 puntos, con un recorte del 0,39% en los primeros compases de las sesión. 

Como dato macroeconómico de la jornada se encuentra el repunte de la productividad de la economía estadounidense hasta el 1,6% a cierre del segundo trimestre del año, cuando en los tres meses anteriores había descendido un 0,5%. El dato mejora las expectativas de los analistas consultados por Bloomberg  que esperaban de media un alza del 1,4%.

Asimismo, las solicitudes semanales de hipoteca cayeron un 1.8% en la semana que finalizó el pasado 3 de agosto, frente a la subida del 0.2% de la semana precedente. 

En terreno empresarial y antes de entrar en los resultados semestrales, Hewlett Packard ha aumentado su estimación de beneficios de cara al tercer trimestre del año en el que espera alcanzar una horquilla entre 1.500 y 1.700 millones de dólares, alrededor de 1 dólar por acción, frente al 0,94 previsto.

Hank Smith, jefe de investigación de Haverford, asegura que “la economía estadounidense se está expandiendo, no contrayendo. Los beneficios empresariales, creciendo, no cayendo, y los balances se encuentran más fuertes con récord de acumulación de caja” con lo que se pregunta el por qué de ese miedo a comprar.

Ya dentro de la tanda de resultados, Carlyle Group ha publicado una pérdida de 0.19 dólares por acción, por encima de la pérdida de 15 centavos estimada. Chasepeake utitities ha anunciado un beneficio de 0.52 dólares por acción, por encima de las previsiones, mientras que hoy comenzarán a cotizar las cuentas publicadas ayer al cierre por Walt Disney – beneficio récord de 1.831 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal. 

Además, los grandes almacenes norteamericanos de ropa Macy's registraron un beneficio neto de 279 millones de dólares (226 millones de euros) en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal 2012, finalizado el pasado 28 de julio, un 15,8% más que los 241 millones de dólares (195 millones de euros) que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior.

En el plano corporativo, General Electric ha anunciado la inversión de 2.000 millones de dólares en I+D sobre tecnologías limpias y eficientes en 2011, que supone un avance en su objetivo de llegar a los 10.000 millones de dólares. Los títulos de Dean Foods podrían subir hasta los 30 dólares en su spin-off mientras que Jp Morgan es parte del consorcio que ha lanzado una opa por Biffa-Guardian. 

Respecto a la paridad euro/dólar, esta mantiene el nivel de 1,23 en una jornada vacía de contenidos macroeconómicos que pudieran alterar a las divisas. La onza de oro cede, al igual que las bolsas, y corrige hasta los 1.606 dólares, mientras que el oil Texas se coloca en los 93 dólares el barril.