Tras abrir con pronunciadas bajas, las acciones en Estados Unidos ascendían el miércoles a media mañana, gracias a un aumento en las expectativas de que el deterioro económico está disminuyendo. El mercado analizaba dos indicadores económicos que mostraron cierta estabilidad. La actividad manufacturera en Estados Unidos volvió a contraerse en marzo, su décimo cuarto descenso mensual consecutivo, a medida que las fábricas del país continuaban afectadas por la actual recesión. Si bien el informe fue débil, este mostró una moderación en el ritmo de los descensos. Por otra parte, un indicador de la demanda futura de viviendas usadas en Estados Unidos experimentó en febrero un ascenso mayor que el esperado, luego de registrar un mínimo histórico durante el mes anterior. El Promedio Industrial Dow Jones subía 46 puntos a 7654; el índice S&P 500 ganaba 4 puntos a 801 y el Índice Compuesto Nasdaq trepaba 6 a 1534