La Bolsa de Nueva York, que comenzó hoy la sesión con una ligera subida, volvió a los números rojos y hacia la media sesión caía el 0,55% arrastrada por segunda sesión consecutiva por el avance del precio del crudo. A media sesión, el Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, bajaba el 0,55% y se situaba en 11.389 puntos, el nivel más bajo de los dos últimos años. También caía el selectivo S&P 500 un 0,12%, hasta los 1.281 puntos, el NYSE un 0,01% (8.639 puntos) y el mercado del Nasdaq un 0,12% (1.281). Tras el fugaz rebote con que arrancó la bolsa neoyorquina en la última sesión de la semana, las pérdidas volvieron a Wall Street un día después de que el Dow Jones bajara en un sólo día más de 350 puntos, el 3%, y cerrara a su nivel más bajo desde el 11 de septiembre de 2006. De poco valió que hoy se conociera que la inflación subyacente en Estados Unidos (sin contabilizar alimentos y combustibles) fue en mayo del 0,1% respecto al mes anterior y del 2,1% en los últimos doce meses, mejor de lo previsto por los analistas.