“Los inversores siguen escondidos”, aseguran en Wall Street debido al escaso volumen de negocio que, mezclado con la incertidumbre europea, da lugar a una bolsa neoyorquina desganada. La falta de referencias macroeconómicas hace que el principal mercado del mundo abra en tono mixto y débil con el Dow Jones de industriales cediendo un 0,19% hasta los 13.250 puntos. El par euro/dólar, en plena apatía estival, permanece en el 1,23 al cambio. Repunta, sin embargo, el oil Texas como clara señal de una escalada imparable del precio de los combustibles. 

“Después de un verano de escaso volumen y altas ganancias, el mercado pronto hará frente al desafío de dónde obtener sustento para el rally una vez que se han acabado las vacaciones”, reflexiona el experto de la CNBC Jeff Cox. En su opinión, los inversores permanecen “escondidos” a la espera del devenir de los acontecimientos y eso que su colega Catherine Boil se hace eco de las palabras de Carl Weinberg, economista jefe de High Frequency Economics, que aseguraba en una nota que “el sector financiero de Eurolandia y sus vulnerabilidades siguen sin haber sido localizadas a pesar del mes de remisión”
por el que hemos atravesado. Así que “abróchense los cinturones”, afirma, porque vienen curvas desde el viejo continente.

Así las cosas, los tres índices han abierto ligeramente a la baja la penúltima semana de agosto. El Dow Jones de industriales cede un 0,19% hasta los 13.250 puntos, mientras que sus dos homólogos mantienen importantes soportes a pesar de las pérdidas del 0,12% para el S&P 500, aún en 1.415 puntos, mientras el Nasdaq 100 cede otro 0,12%, en los 3.073 enteros.

“Todavía estamos escalando por un muro de preocupaciones que creo que es bastante alcista para los mercados. La economía estadounidense está creciendo, por debajo del doble dígito pero creciendo, y las acciones están funcionando muy bien en un entorno de bajo crecimiento”, explica Felix Wintle, gestor de fondos que cita Bloomberg.

Wall Street vive pendiente asimismo de la reunión de la Reserva Federal, concretamente el miércoles, que publicará las actas de su última reunión cuando los mandatarios de la entidad decidieron iniciar el tercer paquete de estímulos monetarios, el QEIII.


Siguen los resultados empresariales 

En el plano empresarial, Coventry Health Care  es uno de los protagonistas de la jornada después de que Aetna diera su confirmación a la compra del proveedor sanitario por 7.300 millones de dólares. Pagará 42.08 dólares por acción, entre efectivo y acciones.

Mientras, Liberty Media dijo que podría hacerse con el control del proveedor radiofónico Sirius XM Radio dentro de los 60 días una vez recibida la aprobación del regulador. 

Lowe´s cotizaba en números rojos en la preapertura después de anunciar un beneficio por debajo de las previsiones de los analistas. El segundo mayor proveedor de útiles para el hogar reportó un beneficio de 0.64 dólares – frente a los 0.70 esperados- con lo que el beneficio neto se redujo hasta los 747 millones de dólares, desde los 830 dólares. Además la minorista redujo su previsión de beneficios para el ejercicio hasta los 1.64 dólares, frente a los 1.83 dólares que había pronosticado en mayo.