Wall Street apunta a un arranque con ligeras caídas con la mirada de los inversores puesta en los datos macroeconómicos. ya se han publicado los ingresos personales que crecieron un 0,1% en junio en EE.UU -los analistas esperaban que la renta personal cayera un 0,2% en junio tras el repunte del 1,9% de mayo- y, los gastos personales que aumentaron un 0,6% en el mismo mes -la previsión media de los economistas consultados por Thomson Financial/IFR era de un avance del 0,5% en junio, por debajo del incremento del 0,8% de mayo-. Los inversores están pendientes también de los pedidos a fábrica de junio -que se espera muestre un avance del 0,7%, frente al 0,6% de mayo-. Y de la reunión del Comité de Política Monetaria (FOMC) de la Reserva Federal del martes. Los futuros del DJIA pierden un 0,19% hasta 11.285 puntos, mientras que los del Nasdaq 100 restan un 0,44% hasta 1.825 y, los del Standard & Poor's 500 ceden un 0,25% hasta 1.257,20 puntos.
Se espera que la Fed mantenga los tipos de interés en el 2%, tras el fuerte repunte de la inflación de los negocios en junio al tener que pagar precios más elevados por las materias primas, aunque parece que en julio la inflación habrá bajado ya que el precio del petróleo retrocedió en la segunda mitad del mes.