La Bolsa de Nueva York podría volver a abrir en negativo tras reavivarse los temores a que un endurecimiento de los mercados de crédito actúe como un freno sobre la economía de EEUU, ya maltrecha por una fuerte caída de los precios de las viviendas y los mayores costes de la energía, según agentes. Según IG Index, el Dow Jones Industrial Average podría abrir con una bajada de 40 puntos a 13.290, mientras los futuros del Nasdaq 100 caían 8 puntos a 2.067 y los del S&P 500 se dejaban 5,70 puntos a 1.470.
El mercado carecerá de referencias macro de relevancia que le marquen el camino hasta la publicación el viernes del informe de empleo de noviembre en EEUU. En el frente corporativo, los ADR de Nokia podrían bajar en consonancia con su comportamiento en Europa, después de que el fabricante de móviles finlandés ofreciera una previsión en línea con las expectativas del mercado. Continental Airlines podría ver movimiento tras dar a conocer el tráfico de noviembre consolidado, que creció un 4,6% interanual, mientras que la capacidad aumentó un 5,3% y el coeficiente de ocupación bajó de 80,7% a 80,1% el año pasado. United Airlines, de UAL Corp, también podría moverse tras hacer lo propio y mostrar un coeficiente de noviembre de 79,6%, en línea con el 79,7% del mismo mes de 2006.