Wall Street podría abrir sin rumbo reflejando las dudas que aún persisten sobre el sector inmobiliario y sobre la crisis 'subprime', mientras que Wells Fargo dijo que amortizará 1.400 millones de dólares por pérdidas no previstas relacionadas con sus hipotecas. Según IG Index, el Dow Jones Industrial Average podría abrir con una caída de 24 puntos a 12.934. Por otro lado, los futuros del S&P 500 caían 0,50 puntos a 1.426,90 mientras que los futuros del Nasdaq 100 subían 3,75 puntos a 2.036,25.
Ayer, Wall Street cerró con fuerte recuperación tras la inyección por importe de 7.500 millones de dólares de Abu Dhabi Investment Authority en Citigroup Inc, que se interpreta como un voto de confianza para el mayor banco de Estados Unidos, que ha sufrido importantes pérdidas por la crisis subprime. El Dow sumó más de 200 puntos, lo que acerca el nivel de 13.000 puntos. El dato de ventas de vivienda de segunda mano no se espera que dé impulso necesario para alcanzar este nivel psicológico. Las ventas de casas de segunda mano (16.00, hora peninsular española) caerían a 4,95 millones anualizados en octubre desde los 5,05 millones en septiembre, según el consenso de los analistas consultados por Thomson Financial. Sin embargo, se esperan mejores noticias de los pedidos de bienes duraderos antes de la apertura (14.30 hora peninsular española), que según previsiones habrían subido un 0,3% en octubre tras la caída de 1,7% en septiembre. Pero sin duda, los inversores no respirarán tranquilos hasta conocer el informe de la Reserva Federal, el Libro Beige, a las 20.00 horas sobre las condiciones económicas. Se buscarán señales que digan que la economía está comportándose mejor de lo esperado. Los discursos de responsables de la Reserva Federal también serán puntos importantes para la sesión, al igual que las reservas de petróleo del Departamento de Energía, de las que se espera una bajada en crudo y destilados, que incluyen el gasóleo de calefacción. En el terreno empresarial, el sector financiero podría estar bajo presión después de que Wells Fargo & Co. dijera el martes que tendrá que realizar unas provisiones adicionales de 1.400 millones de dólares por mayores pérdidas de las esperadas de líneas de negocio que ya ha decidido abandonar. El banco dijo que liquidará su cartera de créditos con mayor riesgo de 11.900 millones de dólares, el 3% del total de la cartera a 30 de septiembre. Mientras, Freddie Mac ha decidido reducir a la mitad su dividendo y reveló planes para vender 6.000 millones de dólares de acciones preferentes para aliviar la situación financiera del segundo proveedor de financiación para hipotecas en Estados Unidos. Marvell Technology Group Ltd. podría subir después de que las ventas de productos de tecnología de la comunicación del tercer trimestre hayan estado a la altura de las expectativas más exigentes.