Los inversores de Wall Street no pudieron ocultar hoy su decepción ante datos que sugieren una recuperación más débil de la economía en Estados Unidos, Europa y Asia, y buscaron refugio en valores que, como el dólar o la deuda pública estadounidense, consideran más seguros. El mercado bursátil neoyorquino se sumó así a la fuerte jornada bajista que tuvieron también las principales bolsas mundiales, y sus principales indicadores acumularon de nuevo pérdidas anuales.
En el plano económico, el incremento de un 18,8% en el déficit comercial de Estados Unidos, hasta 49.900 millones de dólares, representó el nivel más elevado de los últimos 20 meses y una cifra muy superior a los 42.500 millones que preveían los analistas.  El índice Dow Jones de Industriales cerró finalmente la sesión con un descenso del 2,49% (-265,42 puntos) y se situó en 10.378,83 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 bajó el 2,82% (-31,59 puntos), a 1.089,47 puntos. El tecnológico Nasdaq cedió el 3,01% (-68.54 puntos) y retrocedió hasta 2.208,63 unidades.

Entre las empresas del selectivo estadounidense, Alcoa registró un gran descenso, Boeing cedió un 4.4% en tanto que Caterpillar cedió un 3.79% en la sesión.

Hewlett-Packard (-3,69%), JPMorgan Chase (-3,57%), 3M (-3,46%), Pfizer (-3,44%), General Electric (-3,38%) y Bank of America (-3,23%) se incluyeron también en el grupo de componentes del Dow que tuvieron una jornada más desapacible.

En el mercado de divisas,  el dólar se fortaleció ante el euro y por esa moneda europea se pagaban 1,2883 dólares al cierre de la sesión bursátil  al tiempo que la deuda pública de EE.UU. a diez años subía de precio y ofrecía una rentabilidad del 2,69%.