La Bolsa estadounidense no puede huir de la incertidumbre internacional y abre en tono mixto. El Dow Jones suma un 0,02% hasta los 12.202 puntos, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se dejan respectivos 0,20% y 0,15%. En el mercado de divisas el euro cede a los 1,40 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas cotiza en los 103 dólares.

Los inversores de Wall Street también se apresuran a recoger beneficios mientras crece la incertidumbre en Libia, Japón y Europa. Además, justo antes de la apertura del mercado americano S&P volvía a pasar su guadaña por la nota de solvencia de Portugal y Grecia. La agencia ha dejado el rating luso en BBB- y el heleno en B-.

Con respecto a Libia, los enfrentamientos continúan haciendo mella en el mercado de petróleo. Así pues, las petroleras estadounidenses sufren en su cotización. Exxon Mobil cae un 0,63%, ConocoPhillips un 0,97% y Hess un 1,02%, aunque Marathon Oil sube un 0,72%.

También recibe castigo Sprint Nextel (2,30%). La compañía de telecomunicaciones ha enviado un comunicado al Gobierno de EE.UU. para que paralice la compra de T-Mobile por parte de AT&T. Sprint Nextel cree que AT&T podría incurrir en abuso de posición dominante de mercado. AT&T se mantiene plano en el NYSE.

Pero la peor parada este inicio de sesión es Apollo que, tras presentar unos resultados del segundo trimestre fiscal por debajo de los del año pasado cede un 7,32%.El beneficio por acción de Apollo con extraordinarios arrojó una pérdida de 0,45 dólares, esto es, 64 millones de dólares, frente al beneficio de 0,60 dólares (ó 92,6 millones) del mismo periodo de 2010.