La Bolsa de Nueva York terminó al alza el lunes, tras el anuncio de la mayor compra jamás realizada por un fondo de inversiones, la del gigante canadiense de las telecomunicaciones BCE (Bell Canada): el índice Dow Jones subió 0,95%, hasta los 13.535 puntos y el Nasdaq 1,12%, para cerrar en los 2.632 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 por su parte se incrementó en 1,07% (+16,08 puntos) a 1.519,43 unidades. El mercado registra un fuerte alza a comienzos de este segundo semestre, gracias a fusiones y adquisiciones', explicó Peter Cardillo, analista de Avalon Partners. La publicación de un índice ISM mejor que lo previsto contribuyó al avance del mercado. Único indicador macroeconómico de la jornada, el índice ISM de la actividad industrial en Estados Unidos en junio aumentó a 56% contra 55% en mayo, mostrando una leve aceleración del crecimiento de la actividad industrial para el mes de junio. Los analistas preveían un índice en 55%. La bolsa cerrará más temprano el martes y no habrá sesión el miércoles, día de la independencia estadounidense. 'Las estadísticas muestran que la primera semana de julio es históricamente uno de los períodos más favorables del año para el mercado bursátil', subrayó Al Goldman, analista de AG Edwards. Entre los valores en vista, BCE ganó 4,39% a 39,45 dólares. El gigante canadiense de las telecomunicaciones aceptó una oferta de compra por 48.500 de dólares estadounidenses por un consorcio dirigido por el fondo de pensiones canadiense Teachers, una compra récord para un fondo de inversiones. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,998% contra 5,033% en la noche del viernes, y el de los títulos a 30 años a 5,100% contra 5,126%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido inverso a sus precios.