En pre-apertura, el parqué estadounidense refleja en la planicie de sus índices la resaca de los máximos históricos conseguidos ayer por el Dow Jones y el S&P 500. Ambos índices continúan intratables escalando posiciones hasta cotas nunca antes vistas. De hecho, el selectivo industrial llegó ayer a coronar los 15.200 puntos por primera vez en su historia. En el mercado de divisas el euro-dólar también se muestra muy plano, cotizando en 1,29 dólares y, en el de materias primas, el precio de la onza de oro cede y se aproxima peligrosamente al abismo de los 1.407 dólares. 

Apertura plana la que hoy aventuran los futuros de Wall Street, luego que ayer el índice S&P 500 marcara nuevos máximos históricos en los 1.650 puntos, al igual que el Dow Jones, al superar por primera vez los 15.200 puntos y cerrar en 15.215 puntos. 

En materia económica, la Oficina de Estadísticas del Trabajo dará a conocer los datos sobre los precios de producción, mientras que la Reserva Federal publicará su informe mensual sobre la producción industrial de abril. Recordemos que en marzo la producción industrial de la economía estadounidense registró en marzo un incremento del 0,4%, dato que empeoró el crecimiento del 1,1% registrado en el mes de febrero.

Entre los movimientos de pre-apertura destaca el avance de Gap. La textil se revaloriza un 1,22% hasta los 41,38 dólares. Le sigue AIG, que suma un 0,43% hasta los 46,28 dólares. De hecho, Roberto Moro, de Apta Negocios, considera que la aseguradora estadounidense es uno de los valores más apropiados para ponerse largos en este momento, junto con Citigroup.

Inversamente a las subidas de Wall Street y el aumento del apetito por el riesgo, el oro cede posiciones. El metal precioso cotiza al borde del soporte psicológico de los 1.400 dólares. Roberto Moro indica que “hace prácticamente un mes rompió la zona lateral en la que se venía moviendo desde finales de 2011, comprendida entre los 1.520-1.800 dólares. Ya ha corregido en el entorno del 50% de toda la subida que se inició a finales de 2008. Si al final va a ir a corregir en su mayor proporcionalidad a esta subida, podríamos ver una caída hasta los 1.150 dólares. En la medida en que permanezca por debajo 1.520, continuará siendo bajista y podría visitar los 1.325 dólares. Sólo por encima de 1.525, entraríamos en una fase de recuperación hasta los 1.800 dólares”.