La Bolsa de Nueva York cerró el jueves con tendencia dispar, ante la decisión de los inversores de relativizar la importancia de indicadores económicos poco favorables y resultados decepcionantes de Bank of America. El Dow Jones perdió 0,03% hasta los 13.888 puntos, mientras que el Nasdaq subió 0,24%. Este viernes partirá desde los 2.799 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 por su parte bajó 0,08% (-1,16 punto) a 1.540,08 puntos. Wall Street pasó la primera mitad de la sesión netamente en el rojo, afectada por cifras macroeconómicas inquietantes para el crecimiento y principalmente por los resultados en fuerte baja del segundo banco estadounidense Bank of America. La publicación de un alza mayor que lo previsto de las demandas semanales de subsidios por desempleo en Estados Unidos en la semana cerrada el 13 de octubre (+28.000 a 337.000) 'reforzó la idea de que la economía es frágil', indicó Frederic Dickson, analista de DA Davidson & Co. Por otra parte, aunque conforme a las previsiones, el índice compuesto de indicadores económicos estadounidenses, subió 0,3% en septiembre, augura un crecimiento débil hasta comienzos de 2008, y el índice de actividad industrial de la región de Filadelfia bajó a 6,8 puntos en octubre. Resultados empresariales A ello se agrega la caída de 32% del beneficio trimestral de Bank of America (-2,36% a 48,85 USD) a 3.700 millones de dólares, una nueva señal de las repercusiones financieras de la crisis del crédito. Pero Wall Street logró finalmente recuperarse, al relativizar los inversores las informaciones recibidas en la mañana. La aversión al riesgo de los inversores continuó beneficiando al mercado obligatorio. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,503% contra 4,546% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,779% contra 4,809%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.