Las acciones estadounidenses subieron el miércoles, en el inicio del tercer trimestre, debido a que las tranquilizadoras cifras de manufacturas de China, Europa, y Estados Unidos, reforzaron las expectativas de que la economía mundial está en camino de una recuperación.
El promedio industrial Dow Jones subió 57,06 puntos, o un 0,68 por ciento, a 8.504,06. El índice Standard & Poor´s 500 ganó 4,01 puntos, o un 0,44 por ciento, a 923,33. El índice Nasdaq Composite escaló 10,68 puntos, o un 0,58 por ciento, a 1.845,72.

Un día después que el índice de referencia S&P 500 terminara su mejor trimestre en una década, los inversores inyectaron dinero fresco en las acciones, impulsando a los sectores sensibles al crecimiento, como los de energía, industriales, tecnología, materiales y de consumo masivo.

Pero ante la publicación de los datos más importantes de las nóminas no agrícolas de junio, prevista para el jueves, prevaleció cierta cautela, lo que provocó que los índices terminaran abruptamente por debajo de sus máximos.

Un dólar más débil impulsó a las acciones de empresas multinacionales, como las de Coca-Cola, que subieron un 2,5 por ciento a 49,18 dólares, debido a que los inversionistas apostaron a que la caída de la moneda estadounidense podría impulsar las ganancias en el exterior.

"Claramente hay señales de que estamos saliendo de la recesión", dijo Maury Fertig, presidente de inversiones de Relative Value Partners. "Creemos que la economía ha tocado fondo y veremos un PIB algo positivo este trimestre", añadió.

No obstante, los volúmenes fueron ligeros debido a la ausencia de la mayoría de los actores del mercado en la semana acortada por el feriado. Los mercados financieros estadounidenses estarán cerrados el viernes por el día de la Independencia de Estados Unidos.

Más temprano en la sesión, los índices habían subido más del 1 por ciento, pero dejaron de ganar hacia el cierre debido a la aprensión ante las cifras de las nóminas no agrícolas que se publicarán el jueves.

En la última lectura sobre la economía mundial, sondeos provenientes de Europa mostraron que las manufacturas se contrajeron menos de lo pensado anteriormente, y en el caso de China, crecieron modestamente.