Números rojos en Wall Street. La renta variable americana se viste de rojo nuevamente arrastrado por la desconfianza que volvió a instaurar BP en su intento por detener el derrame de petróleo en el Golfo de México. Ante este escenario y aún con preocupaciones en Europa, el Dow Jones de Industriales perdió un 1,11%, el S&P500 bajó un 1,72% mientras el tecnológico Nasdaq cedió un 1,54%.
El pesimismo vuelve a instalarse entre la renta variable americana. Los inversores castigaron a las acciones de las empresas involucradas directamente con el derrame, y las pérdidas se aceleraron cerca del cierre después de las noticias sobre una investigación criminal.

El Dow Jones de Industriales perdió un 1,11%, el S&P500 bajó un 1,72% mientras el tecnológico Nasdaq cedió un 1,54%.

Las acciones de BP que cotizan en Estados Unidos acumulan una pérdida de 75.030 millones de dólares desde la explosión de la plataforma el 20 de abril, y la acción tiene el precio más bajo en relación a las ganancias de cualquier empresa petrolera.