Pese al buen dato de ventas minoristas mensuales, el mercado estadounidense amanece en negativo. El Dow Jones cede un 0,22% y el S&P 500 un 0,11%, abandonando ambos índices sus máximos históricos. El Nasdaq también se tiñe de rojo y pierde un 0,16% de su valor. En el mercado de divisas, el euro-dólar avanza hasta los 1,2978 dólares yen el de materias primas, el oro cotiza en 1.431 dólares, mientras Blackrock lanza su recomendación de compra sobre el metal precioso.

Antes de la apertura se han conocido las ventas minoristas de abril, un importante dato, teniendo en cuenta que tres cuartas partes del PIB del país son consumo. Este dato ha sido positivo, por encima de las expectativas, pero no ha servido para convencer a los inversores de que sigan comprando Wall Street en máximos. En concreto, durante el mes de abril, las ventas minoristas aumentaron un 0,1%, hasta los 419.000 millones de dólares (323.400 millones de euros), según informó el Departamento de Comercio en un comunicado.

Otra cita macroeconómica importante del día será la publicación de los inventarios de crudo. Hoy el barril de oil Texas ha cedido por debajo de los 95 dólares.

Sobre Wall Street sobrevuela la polémica de posible espionaje de Bloomberg. Según denuncian, los periodistas de Bloomberg tenían acceso a las páginas más visitadas de personajes tales como Ben Bernanke, gobernador de la FED, de Timothy Geithner, secretario estadounidense del Tesoro, o de compañías como Goldman Sachs o JP Morgan que utilizan los servicios de pago que ofrece la agencia.

En terreno de commodities, la onza de oro cede a 1.431 dólares con ligeros recortes en la preapertura. Hoy hemos conocido que los compradores de oro desembolsaron 20,8 mil millones de dólares en este metal de oro después de que la firma Blackrock recomendara 'comprar' tras la debacle. MarketWatch, de hecho, destaca compras históricas en India.

Mientras, Nomura asegura que es "momento de apostar por una vuelta al dólar". De momento, esta jornada se cambia a 1,298 con el euro, mientras que se encuentra en los 101,59 yenes al cambio con la moneda nipona.