Los futuros del mercado americano cotizan en negativo, mientras los inversores sacan sus propias exclusiones sobre las cuentas de los grandes bancos que han salido a la luz antes de la apertura. Entre estos gigantes bancarios, destacan JP Morgan y Goldman Sachs, que han batido todas las expectativas con sus números. Así pues, el S&P 500 cede un 0,23%, el Nasdaq un 0,06% y el Dow Jones un 0,23% hsta los 13.432 puntos. En el mercado de divisas, el euro-dólar cae a 1,327 unidades.


Antes de la apertura de mercado ya han desfilado por la pasarela de resultados US Bancorp, JPMorgan Chase y Goldman Sachs. El primero obtuvo un beneficio por acción de 0,72 dólares, frente a los 0,74 previstos. Los inversores lo castigan con una caída del 0,84%.

JPM, por su parte, en el cuarto trimestre de 2012 obtuvo unas ganancias netas de 5.700 millones de dólares, un 54 % superiores a los 3.700 millones correspondientes al mismo periodo de 2011. Por acción, vendría a suponer una ganancia de 1,39 dólares, frente a los 1,35 estimados. Los títulos de JPM.

Goldman Sachs también superó todas las expectativas del mercado. El banco ha publicado un BPA de 5,60 dólares, frente a los 3,78 esperados por el consenso. Sus acciones se dispara un 2%.

(Ver: “Bancos EEUU: grandes promesas… para el corto plazo”)

Fuera del sector financiero, eBay publicará sus cuentas después de la campana de apertura.

Las acciones de Boeing se desploman más de un 4% después de que las dos aerolíneas niponas hayan paralizado sus operaciones con los modelos de avión Boeing 787 que han sufrido incidentes en los últimos días.

Apple cotiza por debajo de los 500 por primera vez en casi un año, después que los de Cupertino anunciaran la ralentización de la producción del iPhone 5. Hoy, en cambio, suben un 1,15% en la pre-apertura.

Dejando de lado las empresas, hoy también se conocerá una serie de informes económicos de EEUU. El más importante será el del Índice de Precios al Consumidor de diciembre, medida clave de la inflación y de las medidas de la Reserva Federal. El gobierno también dará a conocer datos sobre las compras extranjeras de bonos del Tesoro, seguido por los informes sobre la producción industrial y utilización de la capacidad.

Además, la Reserva Federal publicará su Libro Beige, con su visión de las economías regionales.