Una nueva reunión entre demócratas y republicanos con el presidente, Barack Obama, conceden cierto optimismo al mercado en relación a un acuerdo sobre el 'fiscal cliff'. Así, Wall Street refleja en el parqué la incertidumbre que se vive en términos macroeconómicos, a pesar de que el S&P 500 lanzó un órdago al nivel del 1.420 sin fuerza, eso sí, pero con intención de abrir el rally navideño. El euro mantiene el nivel del 1,30 frente al dólar, pendiente de las decisiones que se adopten a ambos lados del Atlántico. 

El foco se traslada este martes a Nueva York donde una delegación de representantes de los partidos demócrata y republicano mantendrán una renunión con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que ya delineó una propuesta la semana pasada para la que solicitó 1,6 billones de dólares en nuevos impuestos, entre otras cosas. Los republicanos emitieron una contrapropuesta el lunes que incluyó reformas fiscales, cambios en el programa Medicare y otros recortes de gastos por valor de 2,2 billones de dólares en la próxima década. Ese plan fue desechado rápidamente por la Casa Blanca, y el estancamiento aparente en las conversaciones marca la atonía del mercado.

Así las cosas, Wall Street abre sin referencias macroeconómicas y lo hace apático. Las pérdidas se ceban con el tecnológico Nasdaq que recorta un 0,20% hasta los 2.995 puntos.El Dow Jones cede un 0,02% hasta los 12.963 puntos. HP e Intel lideran las ganancias dentro del Dow Jones con subidas del entorno al punto porcentual, selectivo en el que McDonalds encabeza las pérdidas. Mientras, la atención se centra sobre el S&P 500, incapaz de batir la cota del 1.420 y se giró a la baja, sin ganas y sin volumen. Hoy cotiza con un recorte del 0,10% que le lleva hasta los 1.408 puntos. 

En terreno empresarial, la constructora Toll Brothers reportó gananciasde  411 millones de dólares correspondientes a su cuarto trimestre fiscal, 2,35 dólares por acción, frente a los 15 millones de dólares del mismo periodo del año anterior, o 9 centavos por acción. Los analistas consultados por FactSet Research esperaban que la compañía ganara 25 centavos por acción, sobre ingresos de 565,1 millones de dólares. El resultado sobre su cotización es una subida superior al 4%. 

Después del cierre de ayer, Oracle anunció sus planes para pagar su próximo dividendo correspondiente al año fiscal 2013 este mes. El gigante de la tecnología es el último de una serie de empresas que han acelerado el pago de dividendos en previsión de tipos impositivos más altos el año próximo y ello le está pasando factura dentro de la bolsa neoyorquina. 

El euro no pierde el terreno ganado estos días frente al dólar pues se cambia hoy en la apertura al nivel de 1,30. El oro recorta y pierde la cota de los 1.700 dólares la onza, mientras que el oil Texas abre también a la baja hasta los 87,3 dólares el barril de crudo.