La bolsa estadounidense apunta a un arranque con claro signo negativo, contagiada por la caída de los mercados extranjeros y con los inversores preparados ante posibles decepciones ante la una remesa de datos macroeconómicos de esta tarde, según agentes. Wall Street que cerrará mañana jueves por el Día de Acción de Gracias- ha sufrido caídas recientemente mientras los inversores intentan dilucidar hasta que punto se verán afectadas las compañías en todo el mundo en el marco de la ralentización del mercado inmobiliario en Estados Unidos y del deterioro del mercado de crédito.
Los futuros del DJIA restaban 111 puntos, un 0,85% hasta 12.949, mientras que los del Nasdaq 100 perdían 17,75, un 0,87% hasta 2.017,75 y los del S&P 500 cedían 14,90, un 1,03% hasta 1.431,0. La bolsa de Tokio cerró hoy el miércoles con una fuerte bajada del 2,46%, terminando así a su nivel más bajo en 16 meses a causa del alza del yen frente al dólar que penaliza a las empresas exportadoras niponas. En cuanto a agenda macro, hoy se publicarán las solicitudes semanales de subsidio por desempleo a las 14.30 (hora peninsular española), un día antes de su publicación habitual, en jueves, por ser festivo mañana. A las 16.00 se conocerán la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan y los indicadores adelantados del Conference Board, y por último a las 16.30 se publicarán las reservas semanales de petróleo del Departamento de Energía. En cuanto a las empresas, el grupo textil GAP registró su primer incremento de beneficio en el segundo trimestre tras sufrir caídas en su beneficio durante siete trimestres consecutivos, gracias a los resultados obtenidos con su programa de reestructuración dirigido a reenfocar su negocio hacia la banda de edad comprendida entre los 24 y los 32 años.