Wall Street comienza la sesión con signo dispar, a pesar de que Ford haya anunciado una mejora del 92,7% en sus resultados respecto a 2006. Y es que el mercado sigue mostrando su nerviosismo ante la crisis del crédito y el futuro de la economía. Por el lado macroeconómico los inversores conocían antes de la apertura el dato de peticiones de subsidio de desempleo que ha sido mejor de lo esperado- bajaron en 13.000- además, también estarán atentos a los datos semanales de masa monetaria. Por el lado empresarial Qualcom y Wall Disney rendirán cuentas al cierre de sesión. Mientras, el crudo sigue su escalada alcista y se sitúa en 97,40 dólares el barril. Con todo ello, en los primeros minutos de negocio el Dow Jones de Industriales opera una subida del 0,02% hasta los 13.302 puntos, el tecnológico Nasdaq cede un 0,13% hasta los 2.745 puntos mientras que el S&P 500 suma un 0,25% hasta los 1.479 puntos.
Jornada de escasas referencias macroeconómicas en la que se conocía que las peticiones iniciales de subsidio por desempleo bajaron en 13.000 durante la semana que terminó el 3 de noviembre para totalizar 317.000. Los expertos barajaban cifras promedio de 325.000, por lo que la referencia es mejor de lo esperado. Los inversores también mantendrá la atención puesta en el dato semanal de masa monetaria y a las palabras de Ben Bernanke que comentará las actuales perspectivas económicas ante la Comisión Conjunta de Economía. Por el lado empresarial Ford ha sorprendido positivamente tras anunciar que en el tercer trimestre del año sus pérdidas fueron menores de lo previsto. Así, en este período de tiempo perdió 380 millones de dólares, menos de los 5.200 millones del año anterior, gracias a la reducción de costes mediante el cierre de fábricas y la supresión de empleos. La compañía sube un 4,61% hasta los 8,62 dólares. Por su parte Wal-Mart Stores ha anunciado que sus ventas de octubre en las tiendas de Estados Unidos subieron un 0,4%, por debajo de las expectativas de Wall Street. A pesar de ello la compañía suma un 0,87% en la apertura. Mientras, EADS (+ 5,74%) ha anunciado unas pérdidas trimestrales más amplias que las previstas tras registrar un beneficio neto de 705 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 18,68% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior cuando ganó 867 millones de euros. Cisco también acumula pérdidas del 5,81% tras anunciar que en el primer trimestre fiscal del año su beneficio fue de 2.200 millones de dólares -26 centavos por acción- y los ingresos de 8.180 millones, por debajo de lo estimado por los analistas. Además, la compañía ha anunciado que para el segundo trimestre prevé unos ingresos de 9.790 millones, también por debajo de lo previsto.