En Wall Street, el Dow Jones comienza la jornada con recortes del 0,22% hasta los 12.872 puntos, mientras que el Nasdaq cede un 0,4% hasta los 2.400 puntos. En una jornada con varias referencias macroeconómicas de interés y que han decepcionado al mercado. Empezando por los subsidios semanales de desempleo que subieron más de lo esperado. Además, el índice de actividad manufacturera de Nueva York marcó una lectura inesperada en mayo. El último jarro de agua frío vino de la mano de la producción industrial que se contrajo un 0,7% en abril.