Wall Street abrió al alza tras conocerse que el PIB subió más de lo previsto en el cuarto trimestre, lo que aplaca los temores a una desaceleración de la economía, aunque al mismo tiempo, un crecimiento demasiado fuerte podría alejar la posibilidad de un recorte de los tipos de interés.
Estados Unidos registró un crecimiento del 2,5% en el cuarto trimestre, frente al 2,2% previsto. El mercado también está subiendo por el ya habitual maquillaje de fin de trimestre.