La bolsa neoyorquina arrancó la semana en positivo con el impulso de otros mercados internacionales, según agentes, que destacan también la caída de las acciones de Nortel Networks tras anunciar una previsión de ingresos decepcionante.
En los primeros minutos de negociación el índice DJIA subía 72 puntos hasta 12.182. El viernes pasado, Wall Street mordió el polvo tras una semana de números rojos al disminuir las expectativas de un recorte de tipos de interés a corto plazo después de unos datos de inflación más altos de lo previsto.