Los índices americanos abren con tímidas subidas. El S&P500 avanza cuatro décimas - hasta los 1558 puntos - mientras que el Dow Jones supera el medio punto porcentual de revalorización, hasta los 14527 enteros. Algo más livianas fueron las ganancias del Nasdaq que, al ritmo del 0.3%, marcó en los 3246 puntos su primer precio.  Lo hicieron avalados por el buen dato de pedidos de bienes duraderos. En el mercado de divisas, el euro acumuló posiciones compradoras, en los 1.2860 dólares. 


Los índices del otro lado del Atlántico subieron en la apertura tras la publicación de unos datos de pedidos de bienes no perecederos mucho mejores de lo previsto. Un dato -  indicador clave sobre la salud del sector industrial – que creció a una tasa del 5.3% mensual en febrero, muy por encima del 3,8% esperado por el consenso. Lo anterior se debió, en no poca medida, al incremento visto en los pedidos para el sector de Defensa.

No obstante, los datos correspondientes al mes anterior se han revisado significativamente a la baja, hasta mostrar una caída del 3,8% mensual, bastante más de lo inicialmente estimado. En el mercado de viviendas,  se ha publicado que las ventas de viviendas nuevas bajaron un 4,6% en febrero.

En el plano empresrial, los títulos de Ford suben dos décimas - hasta los 13.32 dólares, después de que su director ejecutivo haya mostrado su preocupación con la reciente depreciación que ha expertimenado el Yen-

Oppenheimer ha recortado su precio objetivo sobre Apple hasta los 550 dolares, desde los 600 anteriores. Los títulos de la tecnológica apenas cotizan con un descuento del 0.06%, lo que le lleva hasta los 463.15 dólares.