Wal-Mart, la mayor cadena minorista del mundo, perdió su apelación contra un veredicto de 186,7 billones de dólares, tras la acusación a la compañía de negar a los trabajadores pausas para las comidas.


Un grupo de la corte de apelación dictaminó el 10 de junio que había “pruebas suficientes” en el registro para afirmar que Wal-Mart violó las leyes estatales de salarios sobre los descansos oportunos. Asimismo, el tribunal concluyó que el tribunal de primera instancia debe volver a calcular más de 45 millones de dólares en honorarios para los abogados del caso.

“Las propias auditorías internas de la compañía revelaron violaciones de las políticas de la empresa con respecto a los descansos y al trabajo fuera de hora”, dijo el grupo en un dictamen de 211 páginas, tal y como informa Bloomberg.

Wal-Mart acordó pagar hasta 640 millones de dólares en 2008 para solucionar más de 60 demandas federales y estatales sobre reclamos similares.

Ex empleados de la compañía, Dolores Hummel y Michele Braun, demandaron a la compañía en un tribunal estatal de Philadelphia sobre los reclamos a los que fueron presionados por gerentes de las tiendas para reducir los descansos y el tiempo para las comidas. Los abogados de la mujer argumentaron que la compañía se saltó más de 33 millones de descansos entre 1998 hasta 2001, con la función de impulsar la productividad y reducir los costes laborales.

Wal-Mart argumentó en su apelación que el tribunal de primera instancia cometió un error en la certificación de la categoría de 187.000 empleados y ex empleados, y que se niega a desestimar las reclamaciones en virtud de las leyes estatales de salarios.

A las 21.08 hora española, la cotización del minorista aumenta en un 0,06%, a 52,75 dólares.