El cuarto mayor banco de EEUU ha registrado un beneficio neto de 2.340 millones de dólares ó 1,22 dólares por acción, frente a los 1,17 dólares del segundo trimestre de 2006. Estas cifras suponen una mejora de sus cuentas del 24%, gracias a los mayores ingresos generados por préstamos y a la compra de Golden West Finantial.