Las acciones de la aerolínea catalana de bajo coste no encuentran suelo. Desde la salida de Apax Partners del capital, las turbulencias se han apoderado del recorrido bursátil de Vueling Airlines, que en junio cuenta todas sus sesiones en números rojos. En este periodo se ha depreciado un 13,5% hasta su mínimo de 23,6 euros, muy por debajo del precio de OPV (30 euros) ante un clima de manifiesta desconfianza por parte del inversor. Una tendencia de la que el resto del sector en Europa ha conseguido de momento escapar, aunque sin consistencia.