Vueling Airlines se ha marcado como objetivo aumentar el número de viajeros de negocios en un intento de mejorar sus ingresos y ganar el terreno perdido por otras compañías, según el director de estrategia del grupo Antoni Grau.  La compañía, cuyas bases principales son Barcelona y Sevilla, quiere reforzar su posición en estos dos destinos nacionales, además de mejorar su canal de ventas "off line" y eliminar rutas no rentables como forma de reducir costes. Grau señaló que el tren de alta velocidad Madrid-Barcelona apenas ha restado viajeros a la aerolínea que incluso ha multiplicado los vuelos en este trayecto después de la puesta en marcha del AVE en apenas dos años.
Por su parte, el director de estrategia corporativa de Iberia, Enrique Dupuy, reconoció que el puente aéreo ha ido perdiendo terreno y que la compañía se ha adaptado con significativas reducciones de capacidad de los vuelos del trayecto.

Además, Dupuy apuntó que el segmento de los viajeros de negocios ha sido uno de los más afectados en el actual entorno recesivo. En meses anteriores, los datos de tráfico se han visto afectados por el empeoramiento del mix de clases.