Volkswagen aumentó el beneficio neto en los nueve primeros meses del año hasta 2.906 millones de euros, un 140,4% más que en el mismo periodo de 2006. La compañía mantiene que esta subida se debió al aumento de las ventas de vehículos y a la mejora de la estructura de costes y agregó que todas las marcas del grupo contribuyeron al incremento de la ganancia. La facturación de Volkswagen subió de enero a septiembre un 5,1%, hasta 80.958 millones de euros, en comparación con ese periodo de 2006. Las ventas de vehículos aumentaron hasta septiembre un 8,2%, hasta 4,6 millones de unidades.