El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante de automóviles de Europa, obtuvo un beneficio neto de 929 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 25,6% respecto al mismo período de 2007, informó hoy la compañía. La cifra de negocio del consorcio de Wolfsburg se elevó a 27.013 millones de euros entre los pasados meses de enero y marzo, con una progresión del 1,4%, mientras que el resultado operativo creció un 20,9%, hasta 1.311 millones de euros. La compañía que preside Martin Winterkorn vendió en todo el mundo 1,57 millones de vehículos en los tres primeros meses de 2008, cifra superior en un 7% a la contabilizada en el mismo período del ejercicio precedente.