Vodafone Group dijo hoy que aumentó sus cargos por depreciaciones a 5.900 millones de libras debido a España y Turquía y añadió que sus ingresos anuales crecieron un 15,6 por ciento a 41.000 millones. Las previsiones eran de una facturación de 40.600 millones de libras. La compañía informó además que su EBITDA anual mejoró un 10 por ciento a 14.500 millones, exactamente la cifra estimada por los expertos consultados por Reuters. El beneficio de explotación antes de descontar los gastos por depreciaciones quedaron en 11.800 millones de libras.