El consejo de administración del grupo francés de medios Vivendi ha autorizado a la compañía gala a lanzar una oferta de compra sobre la operadora brasileña GVT, por la que Telefónica presentó el pasado 7 de octubre una oferta de 2.550 millones de euros, según informó la propia compañia brasileña de telecomunicaciones.

De hecho, GVT precisó que no puede determinar si Vivendi finalmente lanzará una oferta o, en el caso de que ésta fuera presentada, cuales serían los términos y condiciones de la misma.

GVT informó de que el pasado 16 de octubre fue informada por sus accionistas Global Village Telecom, Swarth Investments y Swarth Investments Holding, que Vivendi había concluido de forma satisfactoria la 'due dilligence' y que "el consejo de administración de Vivendi autorizó a los directivos de la compañía a realizar una oferta para la adquisición de acciones representativas de la totalidad del capital social de GVT".

Vivendi había anunciado el pasado 8 de septiembre su intención de lanzar una OPA "amistosa" sobre el 100% de GVT por un importe de 42 reales por título, lo que elevaba su oferta a unos 2.000 millones de euros.

Sin embargo, el pasado 7 de octubre, el consejo de administración de Telesp, filial brasileña del grupo Telefónica, acordó presentar una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre el 100% de GVT por un importe total de 2.550 millones de euros.

La compañía que preside César Alierta indicó que hará efectivo en metálico el pago de la oferta, que contempla un precio de 48 reales (18,6 euros) por cada acción de GVT.

La oferta de la corporación española está sujeta, entre otras condiciones, a la adquisición de al menos el 51% del capital social de GVT. Además, los accionistas de la 'opada' deben acordar la no aplicación de los mecanismos de protección previstos en sus estatutos sociales.

La tercera condición de la oferta pública de adquisición de acciones consiste en la aprobación de la operación por parte de la autoridad regulatoria brasileña (Anatel), sin la imposición de restricciones o condiciones diferentes de las que, normalmente, se han establecido en casos precedentes.

Con esta operación la firma española, presente en el mercado brasileño a través de Telesp y su participación en Vivo, alcanzaría una presencia mayor fuera del estado Sao Paulo, lo que contribuirá a ampliar el número de accesos y a fortalecer la competencia de Telefónica en el país, explicó la firma española.

GVT es una compañía que presta servicios de telecomunicaciones en la Región II del Plano Geral de Outorgas brasileño y que ha alcanzado gran éxito en la captación de clientes de alta tecnología con productos innovadores, por lo que complementa el negocio de Telesp.