El grupo francés de comunicación y entretenimiento Vivendi concluyó 2009 con un beneficio atribuido de 830 millones de euros, un 68,1% por debajo del resultado del ejercicio anterior, debido al impacto de diferentes elementos extraordinarios, ya que su beneficio ajustado alcanzó los 2.585 millones, un 5,5% menos que en 2008, informó la empresa.  En concreto, el resultado de Vivendi incluyen un impacto de 750 millones por elementos fiscales, así como otros 1.056 millones por amortizaciones de activos intangibles adquiridos por la multinacional.