Visto para sentencia el juicio por la demanda presentada por la OCU contra BBVA y Banco Popular por la aplicación de 51 cláusulas presuntamente abusivas en contratos hipotecarios, de cuentas corrientes y de tarjetas.


El Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid ha dejado hoy visto para sentencia el juicio por la demanda presentada por la OCU contra BBVA y Banco Popular por la aplicación de 51 cláusulas presuntamente abusivas en contratos hipotecarios, de cuentas corrientes y de tarjetas.

El juez titular Javier Yáñez tiene previsto emitir la sentencia en un plazo estimado de un mes, una resolución que podría hacerse extensiva a todas las entidades financieras en la aplicación de las cláusulas impugnadas y que afecta de forma especial a los suelos y techos de tipos de intereses en los préstamos hipotecarios, recoge Europa Press.

El fiscal consideró que la abusividad en la aplicación de las cláusulas por parte de las entidades financieras "es lógica y clara" y que de lo que se trata es "pactar límites equilibrados entre las partes" en los contratos