La Caja de Ahorros del Mediterraneo (CAM) logró el lunes la aprobación de las autoridades europeas a una ayuda de 5.800 millones de euros del Estado y debe ahora presentar un plan de reestructuración en un plazo de seis meses.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) proporcionará a solicitud de la caja de ahorros una inyección de capital de 2.800 millones de euros a CAM, uno de los cinco bancos españoles que suspendió los recientes tests de estrés a la banca europea.

Además, el fondo también dará a CAM una línea de crédito de 3.000 millones de disponibilidad inmediata que asegure la liquidez de la caja, una las entidades más expuestas al pinchazo de la burbuja inmobiliaria en España.