Veolia Water, filial del grupo francés Veolia Environnement, construirá dos plantas desaladoras, una en Arabia Saudí y otra en Australia, por un importe conjunto de 1.272 millones de euros. El contrato de Arabia Saudí, valorado en 702 millones de euros, prevé la construcción de una planta de desalación que tendrá una capacidad de 800.000 metros cúbicos al día. En cuanto al contrato de Australia, Veolia instalará una planta desaladora en Sydney junto con la constructora australiana John Holland.