Las ventas minoristas en los países que utilizan el euro igualaron en noviembre la caída récord vista en octubre de 2008 y de 2001, lo que hace desvanecerse las esperanzas de que el gasto privado contribuirá a la recuperación de la maltrecha economía de la zona euro, según datos oficiales publicados el jueves.
Las ventas minoristas de la zona euro cayeron en noviembre un 1,2% mensual, según la agencia oficial europea de estadísticas Eurostat.  En términos interanuales, las ventas descendieron un 4,0% en noviembre, la mayor caída en nueve meses y el decimoctavo mes consecutivo en que se produce un descenso interanual.

Los datos son mucho más débiles de lo que esperaban los analistas, que vaticinaban que las ventas crecerían en noviembre un 0,3% mensual y que caerían un 1,8% interanual, según un sondeo de Dow Jones Newswires.

Sin embargo, Eurostat revisó al alza el dato de ventas minoristas de octubre a un crecimiento del 0,2% --con respecto al dato preliminar que no mostraba variación-- y a un descenso interanual del 1,3%, seis décimas menos que el dato provisional.

En el conjunto de la Unión Europea, las ventas minoristas cayeron en noviembre un 0,8% mensual y un 2,1% interanual.