Dos son suficientes para dar la victoria a los alcistas. BBVA e Inditex aúpan con sus ganancias a un selectivo falto de tendencia en medio de los anuncios de rescate desde Cataluña y una posible mayor ‘petición’ de dinero público desde Valencia. El Ibex se decanta por los 7.300 puntos con el par euro/dólar en el 1.25 a la espera de noticias desde Jackson Hole.Bankia relanza sus títulos, a pesar de las noticias que hablan de 4.000 millones de euros a anunciar este mismo viernes.

Empezando por el principio. Los inversores -no es de extrañar- mantienen su desconfianza sobre nuestro país todavía en mitad de la resaca de solicitud de rescate por parte de Cataluña por valor de 5.023 millones de euros, a lo que se añade este miércoles la Generalitat Valencia que podría solicitar más de los 3.500 millones iniciales previstos. 'No es suficiente', comentan desde la capital. 

La prima de riesgo se contiene ligeramente en esta jornada hasta los 509 puntos básicos, cuatro menos que ayer, y el bono español a diez años que cae ligeramente hasta el 6,46% de rentabilidad exigida. 

Segundo punto de atención: Bankia. Ha firmado un rebote superior al 13% lo que devuelve sus títulos a la cota del 1,30 euros de vuelta. Ello a pesar de que la agencia Reuters se hace eco de la información de fuentes próximas a la entidad que hablan de pérdidas de 4.000 millones de euros que serán anunciadas este mismo viernes por parte de la entidad de José Ignacio Goirigolzarri. 

Del lado de las ganancias se encuentran junto a Bankia, ACS, Amadeus y Red Eléctrica. Por cierto que Moody´s ha advertido esta mañana que los recortes del Gobierno luso podrían afectar directamente a Endesa y a EDP. 

El Ibex  35 cierra  a la baja un 0,37%, aunque bate los 7.300 puesto que acaba en 7.306 puntos en medio de rumores que apuntan a "medidas excepcionales" a adoptar por parte del Banco Central Europeo en su reunión del próximo 6 de septiembre. Entre ellas, se encontraría la idea de cobrar intereses a los bancos que quieran depositar su dinero en Frankfurt para tratar de forzar, de algún modo, que el dinero llegue a los pequeños inversores y empresas. 

El selectivo nacional ha estado tonteando a lo largo de los últimos compases de sesión entre los 7.300 puntos y su descuelgue gracias a la aparente recuperación de Estados Unidos que ha revisado al alza su crecimiento, hasta el 1,7%, frente a los expertos de Bloomberg que esperaban de media un 1,5%, y sobre todo gracias al repunte del gasto de los particulares. 

Finalmente, dos de los grandes valores culminan la sesión en verde. El primero en discordia es BBVA, arriba un 0,43% hasta 5,83 euros. Segundo de los blue chips es Inditex, prácticamente irrisorio su repunte del 0,02% en los 87,09 euros. 

Banco Santander es el que tira a la baja con una caída destacada frente al resto del 1,53%, mientras Telefónica pierde otro 1,03% y Repsol cede un 0,83%. 

Las mayores pérdidas se inclinan por el 2% a la baja del lado de Acciona, Indra y Gamesa.