La inmobiliaria Urbas-Guadahermosa perdió 47,6 millones de euros en 2008 frente al beneficio neto de 5,9 millones de un año antes, debido a la revalorización de sus activos, al mal comportamiento del mercado inmobiliario y al aumento de los datos financieros por la subida de los tipos de interés.

Según informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cifra de negocio disminuyó el dos por ciento, hasta los 48,1 millones de euros, frente a los 49,2 millones contabilizados en 2007.

Urbas explicó en un comunicado que la compañía ha seguido una estrategia de prudencia ante la crisis por lo que ha aumentado sus provisiones hasta 27 millones de euros en el mercado nacional y hasta 10 millones en el exterior.

Las ventas de las promociones del grupo se redujeron un 2,1 por ciento, hasta los 48,1 millones de euros, debido al mal comportamiento del sector inmobiliario en las promociones y al ajuste de los precios.