El beneficio neto de Unilever se incrementó un 17 por ciento en el segundo trimestre, hasta 1.140 millones de euros frente a los 986 millones hace un año,superando las expectativas de 1.060 millones de los analistas. Además, los ingresos del periodo crecieron un 5,8 por ciento, batiendo las estimaciones de los expertos, que esperaban un incremento del 4,8 por ciento. Las acciones de la compañía suben ahora mismo un 5,13 por ciento y encabezan el Eurostoxx tras Nokia.