El titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Santander ha condenado a la empresa Fadesa a reintegrar un total de 148.000 euros a dos compradores de solares destinados a viviendas en la urbanización del Alto del Cuco, cuyo plan parcial fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria. En sendos fallos, el magistrado da la razón a los demandantes y condena a la empresa, actualmente en situación de suspensión de pagos, a abonar además los intereses legales contados desde el 31 de julio de 2007. En una de las sentencias se admite la demanda de un particular que a finales de diciembre de 2005, firmó un contrato de compraventa de una parcela con una superficie bruta aproximada de 560,34 metros cuadrados. En una de las claúsulas del contrato se establecía que el comprador, una vez recibida la parcela, solo podría comenzar en ella las obras de edificación a partir del momento en el que se encuentrasen totalmente terminadas las obras de urbanización de residencial Costa Verde, salvo que lo autorizase la vendedora.