El Ibex 35 consiguió zafarse de los números rojos y culminó la sesión por encima de los 10.100 puntos. . El selectivo de la bolsa española sumó un 0,31% y cerró sus puertas en los 10.153 puntos.  Una revalorización marcada por Telecinco y pesos pesados en una sesión en la que el euro marcó los 1,35 al cierre.
Parecía que iba a ser el segundo cierre en negativo para la bolsa española y no ha sido así. El Ibex35 cerró sus puertas con subida del 0,31% en los 10.153 puntos en una jornada “de consolidación en todos los mercados”, asegura José Lizán, analista de Nordkapp. Y es que en las plazas del viejo continente la tendencia ha sido la misma: el Eurostoxx cerró en los 2.525 puntos con una subida del 0,20%, el FT-100 avanzó un 0,14% mientras que el CAC-40 ha sido el único índice que no pudo con los números rojos y cerró con un descenso del 0,18%, hasta los 3.296 puntos. La escasez de referencias económicas de relevancia provocan que la mirada se dirija hacia las previsiones adelantas sobre la economía española: el PIB continuará su caída hasta principios de 2010 y partir de entonces empezará a crecer a tasas muy reducidas.

Lo ha dicho BBVA, la misma entidad que ha reclamado un sistema financiero fuerte para dar créditos, “algo que no siempre pasa en las entidades financieras de este país”, adelantaba su presidente, Francisco González. Y con todo eso, el mercado ha aplaudido al banco con subidas del 0,57% al cierre. Aunque más acusada a sido la revalorización que ha tenido Santander. La entidad que preside Emilio Botín comenzará a cotizar mañana en los 9,19 euros tras subir más del 1%. El resto del sector financiero también se sumó a los beneficios: Banco Sabadell subió un 0,34%, Banesto se anotó un 0,12% mientras que Bankinter perdió un 0,12% un día antes de dar a conocer sus cifras. El mercado estima que la entidad podría aumentar un 4% su beneficio gracias al sólido comportamiento de los márgenes. No obstante, la clave estará en la tasa de mora.

Quien no ha esperado hasta mañana para dar a conocer sus cuentas ha sido Iberdrola. La eléctrica 1.506 millones de euros en la primera parte del año, un 23% menos. Además la compañía está estudiando la posibilidad de emitir deuda en el mercado estadounidense por valor de 1.000 millones de euros. Una emisión que se llevaría acabo antes de final de año. Por un lado la deuda y por otro, el dinero. Porque – como asegura Diego Herrero, director de renta variable de Gestifonsa, "es necesario saber a qué va a destinar la compañía todo el dinero que ha estado levantando en los últimos meses a través de desinveriones, y ampliaciones de capital”. Habrá que creer a la compañía -continúa- "cuando asegura que va a ser para reestructurar la compañía y no para nuevas adquisiciones”. Quienes no han creído hoy fueron sus inversores que arrastraron al valor un 0,44%, hasta los 5,66 euros. La filial de renovables – que cerró el primer semestre con un beneficio de 648,5 millones- logró cerrar su cotización en positivo. Una subida de más del 1% que le llevó a los 3,25 euros.

Aunque la mayor revalorización del selectivo tuvo nombre propio. Telecinco sumó un 2,3% al cierre de la sesión y alcanzó los 6,19 euros. Acerinox,Enagás y Cintra avanzaron un 1,9%, 1,6% y el 1,5% respectivamente. Y con ellas, otro de los pesos pesados. Telefónica cerró en los 16,55 euros tras una revalorización del 0,61%.

No corrieron la misma suerte compañías como Grifols o Abengoa, que descontaron un 1,7% de caída. En el caso del fabricante de hemoderivados, cerró en los 12,06 euros mientras que Abengoa puso fin a la sesión sobre los 16,70 euros. Y el sector constructor: Sacyr Vallehermoso perdió un 0,84% tras adjudicarse contratos de limpieza y recogida de residuos y manteniemiento de zonas verdes por más de 117,1 millones de euros. ACS perdió un 1,2% mientras que Acciona o Ferrovial cedieron un 0,2% en los últimos minutos de la sesión.

En el continuo Zeltia avanzó un 6,62% y cerró en los 3,22 euros después de que haya recibido la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para comenzar los ensayos clínicos de fase I para el tratamiento de la hipertensión ocular asociada a glaucoma. Ante las dudas que ha generado la compañía sobre la toxicidad de Yondelis, lo mejor que puede hacer es “juntarse con Jhonson & Jhonson y Pharmamar para explicar claramente a la FDA los parabienes del Yondelis”, explica Herrero.

Al otro lado del Atlántico...


En el resto de bolsas europeas, Carrefour cerró con una subida del 0,62% el día que ha inaugurado su primera franquicia –Carrefour City- confirmando así su intención de aumentar progresivamente su presencia en entornos urbanos con formato alternativo a hiper y supermercados.  El mercado británico ha cerrado la sesión con la vista puesta en dos de sus principales entidades: HSBC sumó un 0,62% después de conocerse que la Autoridad Británica de Servicios Financieros (FSA) ha multado a tres de sus filiales con más de 3 millones de libras por la pérdida de datos confidenciales de sus clientes. No tuvo la misma tendencia Barclays. Sobre la compañía pesa una la primera demanda por los perjuicios que ocasionó un producto de inversión a raiz de la quiebra de Lehman Brothers Noticia que cotizó con caídas del 3,8%. Sin salir de Reino Unido, la farmacéutica GlaxoSmithKline informó de que su beneficio alcanzó los 1.440 millones de libras en el segundo trimestre, frente a los 1.290 millones obtenidos un año antes. La británica sin embargo cerró con una cesión del 0,52% la sesión.