La Comisión Europea dio el lunes luz verde a la integración en Reino Unido de las compañías de telefonía móvil de Deutsche Telekom y France Telecom, siempre que las compañías realicen desinversiones en espectro radioeléctrico y continúen compartiendo su red móvil con un competidor.
La aprobación de esta empresa conjunta, que creará el mayor operador de telefonía móvil de Reino Unido, está condicionada a una "corrección del actual acuerdo para compartir la red con Hutchison 3G UK," de forma que se asegure que quedan suficientes competidores en el mercado. También está condicionada a que deshagan de una cuarta parte del espectro radioeléctrico combinado entre las compañías fusionadas en la frecuencia de 1800 MHz usada para las comunicaciones móviles, dijo la comisión.

La oficina de competencia de Reino Unido ha pedido que se revise el acuerdo.

"Estoy contento de que lográramos resolver los asuntos de competencia en este caso de manera rápida y coordinados con los estados miembros implicados", dijo el comisario europeo de competencia, Joaquín Almunia.

La empresa conjunta a medias entre la compañía de móviles T-Mobile Reino Unido, de Deutsche Telekom, y Orange Reino Unido, de France Telecom, tendrá una cuota de mercado del 37%, bastante por delante de los actuales líderes, O2 de la española Telefonica, con un 27%, y Vodafone con un 25%.